Telefónica sorprende en 2022

 

 

La operadora española de telecomunicaciones esta firmando un año especial en bolsa, los consejos de compra inundan las redes sociales y los grandes fondos de inversión la introducen en sus carteras. Después de seis años a la deriva, desde 2015 que estuviera en máximos, la acción comenzó su actual rebote en 2021 y este 2022 esta confirmado todo lo especulado sobre sus fundamentos. Los buenos beneficios presentados del 2021 y los cumplimientos de objetivos dan bastante confianza a la gran multitud de inversores que siguen a esta acción. Otro dato importante a mencionar en este 2022 es la vuelta del cobro en efectivo de su dividendo, dejando a un lado el script , pagando un 0,30 euros por acción.

 

Mirando su gráfico de medio plazo estamos llegando a la zona de 5 euros por acción, donde nos encontramos resistencias pasadas de 2019 que van a frenas los precios en el corto plazo.  En lo que llevabamos de año acumula una rentabilidad aproximada del 25%, que equivale al último impulso de su grafico semanal. En el gráfico mostramos una figura de cambio alcista en h-c-h de largo plazo, por lo que esperamos tras este primer freno, buscar objetivos más ambiciosos buscando los 5,5 euros por acción , donde volvemos a encontrarnos resistencias de 2017.

 

Gráficos